¿Eres versátil?

Charlie

Sí, pero te aviso: solo utilizo dos o tres programas de memoria de traducción, no reparo lavadoras y tampoco invento maquinas del tiempo.

Aceptar cualquier cosa de un cliente es romper con tus límites y desobedecer a tus propios códigos de bienestar profesional.

No quiero confundir el saber rechazar un proyecto de traducción que me hace perder tiempo con una falta de curiosidad por las nuevas tecnologías. Son dos temas distintos.

Mi productividad y mi(s) tiempo(s) no tienen precio, y lo tengo muy presente en la mente al momento de evaluar un nuevo proyecto. El traductor es un mago de la palabra, no una consultora en telecomunicaciones. Una cosa es cumplir con las necesidades del cliente y otra es saber decir «No!» al uso de un nuevo software que nos complica la vida, nos hará perder horas que no cobraremos, además de que no tenemos la certeza de volver a utilizarlo.

Saber rechazar un proyecto tiene que ver con la confianza en sí mismo y con lo que queremos de nuestra  empresa.

 



Pour plus d´informations sur le sujet et sur mes services de traduction de l´anglais et de l´espagnol vers le français laissez-moi un message.

Votre nom (obligatoire)

Votre email (obligatoire)

Sujet

Votre message